martes, 25 de febrero de 2014

Mousse de chocolate Pierre Hermé

Hola!


¿Como estamos? Yo genial! Estoy super contenta por la buena acogida que ha tenido el blog, y ver que confiáis en mi aunque aún no os he dado motivos para hacerlo. Me han llegado mensajes y wasaps de personas que no esperaba para nada, y me ha alegrado un montón todas esas felicitaciones. Gracias!

Ahora estoy liada aprendiendo el manejo de blogger, y no es fácil, creedme. A pesar de ser muy intuitivo, cuando crees que ya lo sabes todo, aparece esa pestaña que habías pasado por alto la última vez y que tiene treinta mil funciones. Así que poco a poco iré completando el blog. Estoy trabajando en la newsletter, y espero poder estrenarla de aquí a la semana que viene, así podréis suscribiros y estar al tanto de todas las novedades que vaya publicando. En fin, que se me va el santo al cielo.

Sin más paso a hablaros de un hombre que es un modelo a seguir para muchos pasteleros y pasteleras del mundo, novatos y no tan novatos. Es un dios del chocolate, un artista creando, y un maestro en el arte de los macarons! Hablo de Pierre Hermé, que ha llevado la pastelería a otro nivel y que ya era chef pastelero a los 24 años. Desciende de una familia con larga tradición pastelera, y no sabéis las ganas que tengo de entrar en una de sus pastelerías. Lo que no sé es si saldré viva de ahí, o con una indigestión jajaja. Es que es ver la nueva colección 2014, y me entra un hambre... Si si, habéis leido bien, los pasteleros también tienen colecciones. Hermé sería algo así como el Christian Dior del dulce, pero los macarons son mucho mejores que los vestidos caros, porque se pueden comer.

En fin, después de ponerlo en un pedestal, os va a costar creerme si os digo que su receta de mousse de chocolate es una de las más fáciles que he hecho nunca, y sin duda la más rica. Con ella acertareis si o si. Os aseguro que desde que empecé en el mundillo de la pastelería, he probado muchas recetas de mousse, pero en cuánto di con esta, mi búsqueda terminó. Es ligera, se derrite en la boca y... nunca sobra ni una cucharada! Es el sueño de cualquier adicto al chocolate, aunque el toque de leche que lleva rebaja un poco la fuerza del cacao y la hace ideal para todos los gustos.

Con las cantidades de esta receta podréis hacer de cuatro a siete porciones. Siete para los menos golosos, y cuatro si, como en mi casa, tenéis que hacer raciones tamaño XL para que todos los comensales no se vean obligados a repetir.

Y ahora si, a cocinar.


Mousse de chocolate


Ingredientes (Para 4-7 personas)
  • 170g de chocolate
  • 80ml de leche semidesnatada
  • 1 yema de huevo
  • 4 claras de huevo
  • 20g de azúcar blanco

Paso a paso

Calentamos la leche en un cazo. Mientras, troceamos el chocolate en un bol resistente al calor. Cuando la leche alcance el primer hervor, la echamos sobre el chocolate, esperamos 30 segundos y removemos con una cuchara de madera hasta que se derrita por completo y la mezcla esté brillante y homogénea. Añadimos la yema y mezclamos de nuevo. Reservamos.
Batimos las cuatro claras de huevo con unas varillas o en el bol del robot de cocina a velocidad media-alta. Vamos añadiendo poco a poco el azúcar, y paramos cuando las claras estén a punto de nieve.
Ahora tomaremos la mezcla de chocolate que hemos preparado antes y le agregamos una tercera parte de las claras. Mezclamos bien. A continuación incorporamos el resto de las claras, y terminamos de mezclar la mousse con mucha delicadeza y movimientos envolventes, para que no pierda aire.
Repartimos en recipientes individuales, decoramos con ralladura de chocolate y enfriamos en la nevera mínimo dos horas. Os recomiendo prepararla de un día para otro, está todavía mejor.

Notas
  • Pierre Hermé recomienda un chocolate con un mínimo de 70% de cacao, y es verdad que está buenísima, pero demasiada intensa para mi gusto. En esta ocasión he utilizado un chocolate de cobertura, es decir, especial para postres; con 55% de cacao, y doy fe de que sale divina. Es más suave, pero el sabor a chocolate intenso sigue ahí. Así que allá vosotros, es cosa de gustos y de ir probando.
  • Si no logras montar las claras, puede deberse a varios motivos. Estas son mis recomendaciones: usar un bol muy limpio, sin rastro de agua ni grasa; separar muy bien las claras de las yemas, nada de amarillo en las claras y por último, no usar claras de las que se venden embotelladas. Usar huevos frescos y separarlas en el momento. Si sigues estos tres pasos, debería quedarte un merengue perfecto.

En fin, así concluye esta primera entrada. Espero que os guste, porque estaba yo esta mañana dándole vueltas al tema de por donde empezar. ¿Que publico primero: dulce, salado, bebida...? Y en lugar de lanzarme con recetas experimentales, he decidido empezar con algo facilito que no falla nunca. Espero haber acertado =)



Un beso chocolateado.

7 comentarios:

  1. Uooooo esta mousse esta.......de muerte! La mejor que e probado de verdad! Esos trocitos son el toque.Cass vuelve a preparar esta mousee! !

    ResponderEliminar
  2. Que pinta maaaaaaas buena tiene esta mousse!! Soy amiga de Maria y he oído hablar maravillas de tus cupcakes, no he tenido la oportunidad de probarlos pero sé de buena fuente que están buenisimos y que son un regalo estupendo!
    Me gustan comer y comer bien así que te seguiré e intentaré hacer algunas de las visitas que vayas poniendo, creo que empezaré ya mismo con esta. ;)
    Suerte con tu blog!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alba, yo tambien he oido hablar de ti jeje. Espero que te guste el blog y me alegro de que se digan cosas tan buenas de mis cupcakes. Espero volver a verte por aqui.
      Ciao!

      Eliminar
    2. Ohhhh amiga,espero poder compartir contigo un redvelvet muy pronto!

      Eliminar
  3. Buenas, esa mousse se ve demasiado buena. :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.