viernes, 14 de marzo de 2014

Smoothie de fresa y nubes



Holaa! Que tal? Yo bien. Bueno bien, dejando de lado la alergia, que en mi caso, es un recordatorio anual de que estamos en primavera. No vaya a ser que se me olvide. 

Menos mal que la primavera y particularmente el mes de marzo trae muchas cosas buenas para compensar la rinitis; como las fresas, fresones y fresas silvestres. Que a su vez implican tartas de fresas, mermelada de fresa, batidos de fresa, helado de fresa, cupcakes de fresa, suspiros de fresa... 

En fin, ya me entendéis. 

La receta que os traigo hoy es muy fácil. Se trata de un smoothie de fresa y nubes muy fresquito, ideal para merendar, y perfecto para los más peques. 


Y me diréis, porque lo llamas smoothie? Esto es un batido de toda la vida. Pues no! Los smoothie, al contrario que los batidos, tienen una consistencia muuuuuy suave (tal y como indica la palabra de la que proviene el nombre, "smooth", suave en inglés). 



Tradicionalmente, incorporan hielo o helado en su preparación, así como un producto lácteo. Pero las normas acaban ahí; y lo demás queda a vuestra imaginación. 


Podéis prepararlos con leche, yogur natural o de sabores, yogur griego, helado... al gusto. Pero no os olvidéis de la fruta jeje. Otra cosa que funciona muy bien, es congelar la fruta antes de prepararlo, y os ahorráis el tener que echarle hielo.

Es importante que lo preparéis al momento de consumirlo, para que conserve muy bien todos sus nutrientes, en especial las vitaminas y minerales de las frutas.




Smoothie de fresa y nubes


Ingredientes (Para 4 personas)
  • 400g de fresas o fresones maduros
  • 200g de nubes (marshmallows o malvaviscos)
  • 320ml de leche semidesnatada
  • 4 cucharadas de hielo picado

Paso a paso

En primer lugar, lavamos bien las fresas y les cortamos el pedúnculo (los rabitos). Las metemos en el bol de la batidora junto con la leche y el hielo picado.
Metemos las nubes en un bol resistente al calor, y las vamos derritiendo en el microondas, en intervalos de treinta segundos. Cuidado porque es muy fácil que se quemen. Una vez que estén derretidas, las incorporamos a la mezcla anterior, y batimos hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. Aunque si queréis dejar unos cuantos trocitos de fresa también está muy bueno. 

Notas
  • El hielo picado lo venden en bolsas de varios tamaños en los supermercados; aunque lo más sencillo es machacar unos cuantos cubitos con el blender. Si las cuchillas del vuestro no son lo bastante resistentes para picarlo, siempre queda la técnica casera. Hielo envuelto en un trapo, y a darle de porrazos con un rodillo de cocina. 
  • Para servir, dejad volar la imaginación. Vasos de tubo, de cóctel, copas de martini, de champán... o en una botellitas de lechero como he echo yo. Decorad con una fresa o una nube en el borde del vaso, o espolvoreadlo de chocolate blanco, también está de muerte.

Y ya tenéis un smoothie fresquito que está de vicio y que le encantará a los niños y a los no tan niños, os lo aseguro.



Que lo disfrutéis!
Un beso.

PD: Por fin tengo newsletter!! Teneís el formulario en la barra lateral. Debido a que mis conocimientos en programación son nulos, he tardado unas semanas en crearla pero ya está aquí!(aunque si veis algún fallo o cosas en inglés, estoy en ello!). Simplemente rellenáis el formulario, y os tendré informados en cuanto publique algo nuevo en el blog =) Recibiréis un correo al que tenéis que acceder para confirmar la suscripción, y ya no os librareis de mi!! Que no, es broma, os podéis dar de baja en cualquier momento.

Otro beso y felices fallas a todos los valencianos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.