domingo, 4 de mayo de 2014

Milhojas de chocolate con fresa

Hola chic@s!


Hoy una entrada rápida para enseñaros la receta por la que me he decantado para el día de la madre. Se trata de un milhojas con chocolate en lugar del habitual hojaldre, y relleno de una compota-mermelada de fresa (no se muy bien como llamarla) que está de muerte. Me pareció una buena idea unir la fresa al chocolate porque me chifla la combinación.

No tengo mucho tiempo para escribiros hoy, porque a mi pobre mama le ha tocado trabajar en su día, y además domingo, así que quiero aprovechar el poquito tiempo que tenemos antes de que se vaya.  La receta original la saqué del libro Chocolat et chocolats, ediciones Solar (no sé si estará disponible en castellano, AQUI lo podéis encontrar en francés). Llevaba melocotón en lugar de fresa y además he tenido que modificar las cantidades de azúcar porque tal y como indican en el libro estaba excesivamente dulce. Y poco más, os dejo con la receta. 

PD: disculpad la calidad y escasez de las fotos, es que están hechas con el móvil.

Milhojas de chocolate y fresa 

Ingredientes (Para 4 personas)
  • 150g de chocolate negro
  • 500g de fresas o fresones
  • 80g de azúcar
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Paso a paso

Lavamos y cortamos las fresas. Las colocamos en un bol con el azúcar y el zumo de limón. Tapamos y dejamos macerar en la nevera, mínimo dos horas; si podéis toda la noche mucho mejor. 
Mientras tanto, derretimos el chocolate en un recipiente apto para microondas, en intervalos de treinta segundos a potencia máxima y removiendo bien para que no se queme. Esperamos a que se temple (31ºC) y lo echamos sobre una placa de horno forrada con papel de aluminio. Repartimos y alisamos con una espátula, dejando una capa de chocolate muy fina, pero no tanto como para que se nos rompa luego al despegarlo. Metemos a la nevera mínimo una hora, para que se endurezca. 
Ponemos a calentar la mezcla de fresas y azúcar en un cazo y cocemos a fuego lento una media hora, hasta lograr una consistencia parecida a la de la mermelada. Retiramos y lo dejamos fuera de la nevera hasta que llegué a temperatura ambiente. Refrigeramos hasta que se enfríe. 
Para montar el milhojas, cortaremos unos 16 cuadrados de chocolate marcando la línea con ayuda de un cuchillo y luego partiendo con la mano, o directamente haremos trozos irregulares como he hecho yo. En un plato, alternamos hojas de chocolate con mermelada. Podemos decorar con unas flores comestibles. Servir inmediatamente.


Espero que os guste y gracias por leerme.
Un besito y hasta la semana que viene =)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leerme. Si tienes cualquier duda o sugerencia, me encantará leerla. Y si solo quieres dar tu opinión, también. Es importante para mi, así que te invito a dejar un comentario. Un beso.